Seleccionar página

Cuando estás construyendo un sitio web que sea efectivo para tu negocio, ayuda visualizarlo como la hoja de vida de tu negocio. Justo como una hoja de vida resalta las cualidades de un aspirante a un cargo, así mismo el diseño hace énfasis en lo que hace a un negocio sobresalir con respecto al resto. Aquí te mostramos algunos principios de diseño web para tener en mente.

  1. INFORMACIÓN DE CONTACTO: De la misma manera en que no creas tu hoja de vida sin incluir tu teléfono y correo electrónico, los sitios web efectivos siempre incluyen formas para que los usuarios puedan comunicarse con tu negocio. El número telefónico, correo electrónico y dirección de tu negocio, deben ser claramente visibles en tu página de inicio. También puedes incluir una página de “contáctanos”en donde los visitantes puedan llenar un formulario para que los puedas contactar.
  2. IMÁGENES: Un buen diseño de sitio web contiene imágenes de alta calidad que son relevantes para tu negocio y transmiten los valores propuestos por tu compañía – esto es lo que te diferencia de la competencia o ‘tu valor diferencial’ -. Puedes contratar a un fotógrafo para que te tome fotos profesionales (por ejemplo, si tienes un restaurante, querrás fotos reales de los platos de tu menú, que hagan agua la boca) o comprar fotos de bancos de imágenes como iStock, Thinkstock o Shutterstock.

  3. TIEMPO DE CARGA: Debido a que la carga de la totalidad de tu sitio web se ve afectada por la cantidad de tiempo en que tarden cargar las imágenes, es importante que las fotos de tu sitio web estén guardadas de forma que sean amigables con web para que cargen rápido. Los visitantes de un sitio web, en términos generales, se deciden sobre un negocio en los primeros 5 a 15 segundos; y no quieres que ellos desperdicien todo ese tiempo esperando a que cargue tu foto.

  4. PREMIOS Y ACREDITACIONES: Cerca a la parte inferior de tu sitio web también llamada “footer”, incluye algunos de los premios profesionales o de industria, afiliaciones o acreditaciones que te ayuden a construir confianza con los prospectos – por ejemplo, el sello de “Better Business Bureau” (sello que acredita los mejores negocios) o un premio a la industria-.

  5. TESTIMONIOS: Si los clientes están dispuestos a aportar un testimonio sobre tu negocio, asegúrate de incluir los testimonios en tu sitio web. Cada vez más, un buen diseño web se vincula al sistema de calificación de Google, así que los visitantes de tu sitio web pueden a simple vista notar cómo otras personas han comentado tu negocio.

  6. NAVEGACIÓN: Los sitios web efectivos pueden usar una barra de navegación superior o lateral – ambas aproximaciones funcionan. La clave es mantener tu barra de navegación simple y pertinente. Más que nada, evita que los vínculos no funcionen. Si los usuarios dan clic en un vínculo/botón/link y este no funciona, se harán una mala imágen de tu negocio. Tu diseñador web puede usar vínculos de redireccionamiento en caso de que el vínculo falle, de modo que sean llevados a una página con algún tipo de publicidad de marca, tales como “Uyyy, parece que algo anda mal” que sería un mensaje que reconoce el problema, en oposición a un simple mensaje de “error 404”.

  7. AMIGABLE CON LOS DISPOSITIVOS: Con muy por encima del 50% del del tráfico de internet tomando lugar en los dispositivos móviles, tu sitio web debe ser amigable con los dispositivos móviles. En el pasado, esto usualmente implicaba crear dos sitios web distintos – uno para usuarios de computadores de escritorio y una versión más austera para usuarios de móvil-. Hoy, sin embargo, el patrón de la industria para un buen diseño web es que este sea responsive (lo que quiere decir que se adapte a móviles) -. Como su nombre y significado lo implica, este diseño de sitio web responde al dispositivo en el que sea usado y reorganiza los elementos del sitio web en una disposición distinta de modo que encajen en el dispositivo. Por ejemplo, un sitio web responsive que tiene una orientación horizontal cuando es visto en un computador, tendrá una orientación vertical al momento de ser visto en un smartphone. Además de los beneficios para tus visitantes, un sitio responsive significa que solo tendrás un solo sitio para mantener y administrar, no dos sitios por separado.

Como puedes ver, los principios básicos diseño para sitios web son más o menos simples. Sin embargo, al momento de reunirlos todos de forma profesional, querrás trabajarlo en conjunto con una compañía de sitios web que pueda ayudarte en la construcción de un sitio web efectivo para tus necesidades. Después de todo, ¿Por qué construir un sitio web excesivamente complejo si no lo necesitas? Comienza con uno simple, lo vas modificando sobre la marcha y pronto te darás cuenta de que tu inversión en el diseño de un buen sitio web se autofinancia con creces.

ARTÍCULO CREADO POR RIEVA LESONSKY – TRADUCIDO Y ADAPTADO POR @ANADESIGNA